Branding: qué es y por qué se ha vuelto imprescindible

Branding que es beneficios y objetivos
Autor: Lucía Fernández
-
Fecha: 15 mayo, 2019

Actualmente vivimos en un mundo globalizado, cada vez más competitivo. En un panorama repleto de opciones comerciales, resulta imprescindible para las empresas destacar y conectar emocionalmente con su público. Es precisamente aquí donde reside el valor de las marcas. El branding es el proceso mediante el cuál definimos el valor intangible de las empresas. No sé trata solamente de elegir un nombre y diseñar un logotipo, sino de transmitir qué es lo que somos.

Branding: ¿qué es?

En términos generales, podríamos resumir que el branding es la disciplina dedicada a la creación y gestión de marcas. La Asociación Española de Empresas de Branding (AEBRAND) define el branding de la siguiente manera:

El branding es la gestión inteligente, estratégica y creativa de todos aquellos elementos diferenciadores de la marca (tangibles e intangibles) que contribuyen a la construcción de una promesa y de una experiencia de marca distintiva relevante, completa y sostenible en el tiempo».

Cuando hablamos de branding, hablamos de construir una percepción sobre cómo te ven, qué sentimientos despiertas en tu público objetivo, qué dicen de ti y a qué te asocian. 

Objetivos del branding

  • – Definir la propuesta de valor y la ventaja competitiva de la empresa
  • – Generar credibilidad y confianza
  • – Desmarcarse de la competencia
  • – Diseñar una estrategia de marca, orientada al mercado
  • – Posicionar la marca en la mente del consumidor
  • – Incrementar las ventas de la compañía, gracias al posicionamiento, a la estrategia de comunicación y a la  personalización de la marca

El proceso de branding

El proceso es el proceso, pero además se necesita la chispa de la genialidad. Brian P – Tierney Communications.

El proceso de creación de identidad corporativa de una una marca requiere una combinación de investigación, pensamiento estratégico, diseño excelente y la capacidad para sintetizar grandes cantidades de información.

El proceso de branding siempre es el mismo, con independencia de la naturaleza del cliente y de la complejidad del proyecto. Se estructura en las siguientes fases:

1 – Realizar una investigación: En este momento inicial, la agencia de branding trabajará mano a mano con el cliente para clarificar la visión, la estrategia, las metas y los valores a los que la organización desea aproximarse. Será necesario investigar las necesidades y las percepciones de nuestro público objetivo. En última instancia, la agencia realizará una auditoría de marketing y analizará la competencia. Toda esta información vendrá recogida en un briefing.

2 – Clarificar la estrategia: La agencia sintetizará las conclusiones obtenidas y clarificará la estrategia de marca. Se desarrollará la plataforma de posicionamiento y se definirán los valores y los atributos de la marca. Esta fase será fundamental para dar forma al mensaje de la marca.

3 – Diseñar la identidad: El objetivo de esta fase será visualizar el futuro. Se realiza la tormenta de ideas para comenzar una estrategia de nombre para la marca y se inicio el diseño de los ejes gráficos de la marca (logotipo, gama cromática, tipografías…). Se plantea la estrategia visual y se exploran las aplicaciones de la marca.

4 – Crear puntos de contacto: Se finalizará el diseño de la identidad de marca y de las aplicaciones prioritarias. Se aplicará la arquitectura de marca y se elaborará un manual de identidad corporativa con las normas de aplicación. Por último, se inicia el proceso de registro de marca.

5 – Gestionar activos de la marca: La agencia elaborará un plan de lanzamiento estratégico para dar a conocer la marca, tanto a nivel interno como a nivel externo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *