Lo que aprendimos del comercio en Edimburgo

Victoria Street - Edimburgo
Autor: DIL SE Estudio Creativo
-
Fecha: 12 octubre, 2016

Si hay algo que nos caracteriza es, sin duda, nuestra pasión por los viajes. Descubrir nuevos lugares y vivir nuevas culturas nos ayuda a ampliar nuestro campo de visión y se convierte en una enriquecedora experiencia vital. Cuando viajamos, nos enfrentamos continuamente a lo desconocido y emprendamos un camino de aprendizajes infinitos, que también podemos trasladar a nuestro área profesional.

Por esta razón, hoy queremos inaugurar una nueva sección en el blog. Queremos compartir con vosotros algunos de los aspectos que nos inspiran de las ciudades que visitamos, ya sea a través de ejemplos concretos o de conclusiones generales.

Hoy vamos a hablar de Edimburgo, la ciudad en la que vivimos casi tres años y dónde empezó a gestarse nuestra agencia de comunicación. La capital de Escocia, con 500.000 habitantes, destaca por su dinamismo y por su multiculturalidad, un rasgo que influye de manera notable en la evolución de sus mercados. De los comercios de la ciudad, valoramos el esfuerzo por mejorar el servicio ofrecido y por enriquecer la experiencia del cliente. A continuación, queremos mencionar algunas de las prácticas que definen a las empresas escocesas.

1 – Atención al cliente: Empatía, positivismo, paciencia, claridad y educación. Son las cinco pautas clave a tener en cuenta por cualquier persona que trabaje de cara al público. Las marcas se involucran para mejorar la experiencia de los consumidores, resolviendo sus dudas y problemas, de forma humana y buscando siempre la eficiencia. La satisfacción contribuye a la fidelización de los clientes, mejorando así los resultados empresariales.

Comercios de Edimburgo
Pequeños comercios de Edimburgo

2 – La importancia de la imagen: Si hay algo que tienen claro en Edimburgo es que el detalle marca la diferencia. Los comercios buscan destacar, buscan ser únicos. Para ello, se esfuerzan en cuidar todas las pequeñas cosas que humanizan a la marca y la acercan a la gente: la imagen corporativa, el personal, el entorno… Se trata de crear vínculos emocionales que conectan a la empresa con el consumidor.

Postre de Edimburgo
Detalle de cumpleaños ofrecido por el dueño de un restaurante

3 – No tienen miedo a innovar: Sin duda, una ciudad en la que conviven personas de tantas nacionalidades diferentes se nutre constantemente de ideas y de creatividad. Por norma general, los comercios de Edimburgo muestran disposición para transformarse y adaptarse a los cambios; se esfuerzan por ofrecer novedades y buscan estar siempre «a la última». En una ciudad que funciona deprisa, los comercios no pueden perder el ritmo.

Hidden Door Edimburgo
Salón de proyecciones en Edimburgo

4 – Conectar personas: Las redes sociales son indispensables, pero el contacto directo funciona aún mejor. Los comercios crean motivos para que la gente acuda voluntariamente a sus espacios, negocios o tiendas. Se generan experiencias de interacción social, ya sea a través de actividades de networking, conciertos, exposiciones, masterclasses, pruebas gratuitas, etc… Generar comunidad es fundamental.

Meadows Festival en Edimburgo
Festival promovido por los comercios de barrio

5 – Buscando la excelencia: Hay un par de acciones a destacar en relación a este aspecto. En primer lugar, es reseñable el esfuerzo que las empresas realizan para formar a sus trabajadores. Lo habitual es que cada cierto tiempo las compañías organicen cursos de formación, por lo general, remuneradas, para mejorar las habilidades y las capacidades de la plantilla. Un aspecto que, sin duda, contribuye a mejorar el servicio y que, a su vez, sirve para motivar a los trabajadores. Por otro lado, casi todas las empresas solicitan a los clientes un feedback sobre el servicio recibido. El cliente se siente valorado y conocer su opinión sincera te servirá para identificar lo que funciona y lo que no, posibilitando la corrección y la mejora constante.

Formulario feedback restaurante
Formulario para conocer la opinión del cliente tras la finalización del servicio

¿Creéis que estas prácticas se aplican en España? ¿Echáis de menos algún otro factor que caracterice a las empresas de Escocia?

–> Suena en la oficina: Avalancha – Alberto & García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *